El panel de mis sueños VII

photo-1443890484047-5eaa67d1d630

Noruega

Para ella es fácil. Es lista, y la suerte acompaña a las listas. Me tumbo en la cama y miro el libro “Tierras de penumbra”. Qué triste.

La entrevista de trabajo es el lunes. Espero no ponerme nerviosa. Debo tener confianza. Saldrá bien. Tendría que haber ido a la peluquería. Todo este pelo tan largo y soso. Bueno, me pintaré los labios. El rojo vivo me sienta bien. Demasiado vivo. Tan pálida y con el pelo recogido parezco una viuda. Qué exagerada. Una joven viuda suena mejor. O una viuda joven. Debe ser lo mismo.

Ya está aquí el fin de semana, el deseado y temido fin de semana. Joder, no puedo ni agacharme con este dolor de costado. Ya podrían cambiar las camas de hierro por alguna más ligera. Siempre he creído que los cabeceros de las camas no sirven para nada. Ahí se ve también a la clase que perteneces.  Me daré un baño con esas sales que me he comprado en el Mercadona, pondré un poco de orden en el salón y dedicaré la tarde a ver películas. Me encantaría ir al cine. Están poniendo “El diario de Noha”, pero me da pereza coger el autobús hasta el centro. Veré “La mancha humana” en casa. Cuanto más la veo más me gusta. Ah, se han caído Las Galápagos del panel. He hecho bien comprando este más grande. Lo cambiaré sobre la marcha. No me gusta ver mis paraísos agolpados. Qué placer mirarlos. Se ve bien desde todos los ángulos del salón; todos esos lugares invitándome a visitarlos cada día. Los miro con la convicción de que, si no dejo de hacerlo, algún día se hará realidad mi sueño de viajar más allá del cruce.

Maspalomas-Playa-Faro

Faro Maspalomas

Recorrer las playas del mundo, los acantilados, los faros. Lugares lejanos y dispares. Los fiordos noruego, la Costa da Morte, Túnez y Long Island, no importa el orden. Solo quiero ir a todas las playas del mundo.  No  tardaré mucho en hacer el primero y no sé por cual decidirme. Son tan hermosos  todos, cada uno con sus detalles, pero todos con un color y unos olores especiales. Estoy metiendo dinero en un cochino de barro que compré en el chino y no lo sacaré por nada del mundo. Ese dinero es intocable. Tomaré sopa de Tetra Brik hasta que haya ahorrado lo suficiente. Las hay de pollo, de ternera y de verduras. Son muchas cosas las que se necesitan para viajar. No solo es el billete y el hotel, me tendré que comprar algo de ropa y tendré que llevar calderilla para algún suvenir.

 Continuará.