Etiquetas

, , , , , , ,

Ya lo dijo Oscar Wilde: No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

15327524_1190822994306293_124751590_nCuando no te encuentres del todo animad@, debes que enfocar la escritura a “salir del ensimismamiento”. El esfuerzo es un instante porque, inmediatamente, tu cuerpo da un giro y comienza a abrirse, a entregarse. Ya sabes que la mente es importante, pero para escribir necesitas el cuerpo, no se puede escribir sin él; es el soporte de nuestra cabeza y si lo castigamos, nos abandona. Intentar forzar la mente alejándote de tus manos, ojos, oídos…no funciona. Créeme.

¡No lo pienses, escribe!

Puedes empezar escribiendo algo que suceda en una fiesta, en la playa, en algún lugar en el que hayas vivido momentos felices, recordar anécdotas graciosas. El malestar se puede y se debe aprovechar para hacerlo desaparecer. Haz la prueba escribiendo una carta a una amiga o amigo contándole lo que te ocurre. El resultado es espectacular. Al principio, dirás, vaya, no me sale nada, es  que así no se puede escribir, esto es una porquería…Puede que llegues a sentirte ridícul@, pero eso solo durará unos minutos; no pares, sigue dándo tortazos al crítico interior o a ese medio fantasma que te empuja hacia la negatividad. Te sirvo en bandeja estos juegos para que explores esta teoría. Y, de cualquier modo, siempre recuerda que solo es escribir, eso que te gusta y te hace diferente, y que siempre te saca de apuros.

El cuento del andén.

Escribe un cuento, relato o poema en el que haya un encuentro esperado desde hace mucho tiempo. Observa o recuerda los detalles que hay en una estación, desde el reloj a las vías, desde la cafetería hasta la taquilla…El oído es un sentido que puedes explorar: que se oye, que sonidos te recuerda…

El cine es material de escritura.

A veces se repite hasta la saciedad que leer es importante.
Yo digo que ver cine es meterse en la misma fuente dela inspiración. A mí me vuelve loca una película y no paso un día sin ver una. Puede sonar exagerado, pero es la verdad. El domingo pasado me vi los 7 capítulos de Breaking Bad, primera temporada, sin pestañear. Pues bien, vamos alth-1 lío.

Con faldas y a lo loco, película dirigida por Billy Wilder con Marilyn Monroe, Jack Lemmon, Tony Curtis. Una pasada de peli. Como seguramente hace mucho tiempo que la viste…

Trata de recordarla e imagina unos personajes similares a los que meterás en algún apuro. Ya te haces una idea, ¿no? A quién no se le engancha la falda al bajarse del autobús, se le rompe el tacón antes de entrar a una reunión con el jefe o jefa, en fin… trata de escribir una escena sobre una confusión como “el personaje entra en una casa que no es la suya”. No te importe intercalar imágenes, escenas de cosas vistas. No importa que te equivoque, lo que importa es que escribas y salgas de estado mental negativo.

La zapatería.

Escribe sobre una señora de unos sesenta años a la que le gusta probarse zapatos en todas th-16las zapaterías de la ciudad y un día decide llevarse puestos unos estupendos de charol. Esos zapatos le cambiaran la vida. ¿Cómo? A echarle imaginación. Los zapatos son mágicos. Y te demostrarán que siempre se puede cambiar si un@ está dispuest@ a hacerlo. Y que la edad no importa.

Pues ahora, a escribir de cine. THE END.

 

Al escribir, proyecta un mundo a tu medida.

Anuncios