Etiquetas

, , , , , ,

destino-solo-imagenes-9

Destino- solo imágenes

¿Cómo escribir bien?

He hecho una selección de consejos, medianamente interesantes, de escritores. Algunas cosas mías (aprendidas y experimentadas). Es probable que haya alguno que ya conozcas. Sin embargo, insisto. Las cosas hay que leerlas y releerlas hasta que esa idea, que está ahí escrita, se haga orgánica. Los que han escrito sus consejos, no lo han hecho por gusto. Dejan constancia de cómo han aprendido, creo que de una forma honesta. Por lo tanto, no te conformes con echarle un vistazo. Lee y practica. Eso te enseñará ver, a destacar lo mejor de lo mejor, a seleccionar y a escuchar los consejos que merecen la pena. También hay mucho charlatán por estas  praderas. Y quién no tiene amigos y amigas que se pasan el día aconsejándote.

Lev Grossman dijo: No te tomes DEMASIADO en serio los consejos de la gente.

LA FORMA Y EL CONTENIDO

Elimina palabras innecesarias, las palabras “ligeras” que no te llevan a ninguna parte. Como dijo Mark Twain: “Escribe maldito cada vez que estés dispuesto a escribir muy; el editor lo eliminará y la escritura será como debe ser”. Además,

Evita la repetición de conectores: sin embargoes deciren cuanto queesto es

La puntuación es fundamental, marca el ritmo del texto. Úsala bien. El punto y el punto y coma. Tú decides el silencio que tiene que haber tras cada frase.

Ojo con la concordancia de género y número. La  RAE, siempre. Y Wordreference …precaución.

Aprende ortografía, aprende gramática, aprende sintaxis, aprende retórica. Toda la que puedas.

No te pases con los gerundios; no te pases con los adverbios terminados en –mente.

Las frases demasiado largas aburren.

Cuenta los adjetivos. No abuses.

En los diálogos, no te limites a poner dijo él, dijo ella. Haz incisos de las acciones que hacen (un gesto, una mirada, un movimiento del cuerpo, el cambio de color del vestido al movimiento en contraluz, etc. Arriesga, solo así se aprende de verdad.

Y evita los verbos de diálogos que no apuntan nada nuevo. Céntrate en los verbos sencillos (decir, preguntar). Que en cada intervención haya verbos como especificar, inquirir, … evita la pedantería.

No utilices palabras artificiosas.

Franzen: “los verbos interesantes rara vez son interesantes”.

La naturalidad es un valor en la escritura. Trabaja desde ti, de tu interior. Usa tus palabras. Como dijo Elmore Leonard: “Si al leerlo suena a algo escrito, reescríbelo”.

Consejo: Lee en voz alta LO QUE HAS ESCRITO. El sonido te hará corregir textos rimados y te dará la clave de la credibilidad. Si a ti nop te suena, a quién le va a sonar…

Recortar es difícil, pero obligatorio. Decía Susan Sontag: “Hay mucho que hay que entregar o que te quitarán si quieres escribir una obra”.

Hemingway: “La prosa es arquitectura, no decoración de interiores”. Una buena forma de conseguirlo es la siguiente:

Relee tus escritos frase a frase y elimina todas las palabras que no aporten nada. Vonnegut nos dice: Todos los párrafos deben decirnos algo sobre el personaje o sobre lo que está ocurriendo. Lo demás acaba siendo accesorio.

Chéjov dijo: “No me digas que brilla la luna; muéstrame un destello de luz sobre cristales rotos”.

Y Orwell remata “nunca uses una metáfora o expresión que estés acostumbrado a ver impreso”. Dicho de otro modo, no uses nada que haya sido usado más de mil veces.

Hazte de sinónimos, familiarízate con ellos para que no te suenen a chino.

No te repitas. Ya sea en forma o contenido, no aburras a tus lectores. Si puedes decir algo una sola vez, hazlo.

Cuenta aquello que solo tú puedes contar. Neil Gaiman dice: “(…) siempre habrá mejores escritores que tú y siempre habrá escritores más listos que tú. Siempre habrá personas a las que se les dé mejor esto o lo otro, pero solo tú eres tú”.

Haz que tus lectores empaticen con alguno de tus personajes.

Vonnegut también dijo que, no solo el protagonista de tu obra quiere algo en esta historia que nos cuentas, los demás personajes, también quieren algo. Si te pierdes un poco. Separa cada personaje. Haz breves historias en las que puedas ver a dónde quiere llegar cada uno. Esa es la base fundamental del movimiento, querer algo.

Pónselo “casi imposible” a tus personajes. Cuando estén en lo mejor del querer, dales un problema, un muro, un accidente, etc.

Annie Dillard: “Gástalo todo, dispáralo, juégatelo, piérdelo todo, ahora, siempre. No te guardes lo que parece bueno para más adelante. Ya vendrán más cosas para más adelante, cosas mejores”. No te guardes tus buenas ideas.

Elimina un 10% una vez terminado el borrador. Dice Stephen King. Hay quien opina que hay que tirar más.

No lo cuentes todo. O cuéntalo todo y luego recorta.

6

Escribir una leyenda

La coherencia. Si un personaje tiene el pelo largo en un capítulo, en el capítulo siguiente no puede llevarlo corto (al menos que nos aclares que lleva peluca).

Disfruta de la arena de la playa del sol y de los libros. La lectura es la mejor aliada del calor. También el agua del mar, sí, claro. Ya lo sé.

Enlace a la RAE

Palabras: … y tú mism@

Deleznable
Finisecular
Desaguisado
Panegírico
Plañidera
 Desasosiego
Yuxtaponer
Vituperio
Pleitesía
Fulgurante

 

Anuncios