Etiquetas

, , , ,

Escena es el lugar donde ocurre algo.

carretera1

the road

Poner en marcha una historia es fácil. Siempre lo es. No te rompas la cabeza pensando: no, este sitio no me gusta, y si describo un parque, no, mejor un aeropuerto, o por qué no en un tejado… Pérdida de tiempo. Cuando te pongas a escribir, una vez que has decidido hacerlo, ensucia la página con la primera imagen que te venga a la cabeza.

Esto ocurre, vendrán imagenes, no vayas a pensar que a ti no te va a salir nada por haber empezado a escribir por el escenario. Mientras lo describes, te aseguro, tu personaje asomará la cabeza.

Cierra los ojos: VISUALIZA LA ESCENA y teclea.

Una carretera poco transitada. Zona de matorrales. El aire se alza del suelo polvorienta. Un bar de camioneros. Una gasolinera. Un coche con el capot abierto echando humo. Te acercas y ves a un hombre agachado mirando el motor.

Aunque fuera otro el paisaje… Debes hacer lo mismo siempre: Lugar de la escena. Lo que ves. (Sin hacer una lista) Con sentimientos, con tu verdad. Colocar un pequeño problema como el de este caso, un coche parado echando humos. Te acercas y ves a alguien (tú eliges) y empiezas a preguntarle sin piedad: Quien eres, qué haces, no has pensado que puedes quemarte la cara… entiendes de motores, a dónde ibas, tienes prisa, quién te espera, de dónde vienes.

Fíjate, estaría bien ponerle una corbata que le cuelga del cuello y a la que continuamente da manotazos porque le impide observar el motor. Fíjate en sus gestos, frunce las cejas, tuerce la boca, habla solo, de qué se puede acordar en ese momento, ha vivido alguna situación similar, sonríe con calma…

El personaje va contestando y conformándose en la situación coherentemente: Cuando le preguntas “dónde vas” se va explicar, va a delatarse. Sabrás si lo espera su mujer muy cabreada, o va a una boda, etc. Haz que te cuente quién es de verdad con su actitud y no con un discurso lleno de calificativos.

Tienes que hacer que se mueva, que mire el paisaje. Él personaje te dará más datos a través de sus sentidos.  Fuma, da patadas a las ruedas… haz que se muestre en lugar de explicar que se siente mal porque hace calor. Dice más: Se limpia el sudor con el pañuelo ya manchado de grasa.

“En la novela, ya se sabe, el personaje forma su felicidad o su desgracia a lo largo de la

descarga1)

Thelma y Louise

historia. En el cuento, la acción tira del personaje y lo condiciona.” Esto es viejo ya. Yo lo leí a Isabel Cañelles, creo. Lo importante es que te familiarices con la creación, con el proceso de la historia. Con los espacios donde se mueven los personajes, con los pequeños detalles, piceladas que se graban en la memoria de l@s lectores.

Si pones en práctica el “Acoso por preguntas” que te he aconsejado, conseguirás escribir un primer borrador de historia.

Y no olvides que aunque tú pongas el paisaje, el espacio para tu personaje, al final tu personaje te adelantará y tirará de ti.

Buena historia, y compártela.

Puedes compartir este post si te ha gustado.

Anuncios