Etiquetas

, , , , , , ,

 

QUIERES SER ESCRITOR/A

 

pixabay1031019__180

crear elpersonaje del escritor que queremos

Las teorías están muy bien para complementar tu ansia de escribir. Para ampliar tus horizontes, pero al igual que en el colegio te enseñan a dibujar las letras,  lo primero que hacemos, sin darnos cuenta, L@S QUE QUEREMOS SER ESCRITOR@S es lanzarnos a escribir frases bonitas,  historias o poemas que quedaran, probablemente, en los cajones de nuestro escritorios. Necesitamos escribir, decir, contar algo y lo hacemos. Más mal que bien, pero lo hacemos. Luego nos damos cuenta de que Aldous Huxley escribe mejores historias que las nuestras, que García Montero es un poeta al que no alcanzaremos nunca…, nos desesperamos. Queremos mejorar y buscamos información sobre técnicas de escritura, juegos literarios, en fin, todo tipo de manuales que nos convertirán en escritores brillantes.

Para nuestro bien,  l@s artistas han dejado consejos, recursos, orientaciones sobre cómo ser un/a buen escritor/a. -Te dejaré una lista de libros sobre la escritura de autores que merece la pena leer.- Sin embargo hay algo en lo que tod@ experto hace hincapié. El camino para ser escritor/a es ESCRIBIR, escribir, escribir. Y mi consejo, además, es que leas tanto como puedas del autor que más te gusta. Deberías, incluso, copiar trozos de páginas hasta que sientas de qué manera siente el autor o la autora. Analizar la construcción de sus frases.

images (2)

Aldous Huxley

Escribe listas de sus sustantivos, de sus verbos, intenta escribir sus frases con tus palabras. Tienes que ser capaz de ver la diferencia que hay entre elegir una frase u otra. Y, por supuesto, escribir sobre lo que te dice a ti la historia que te están contando. Si te gusta la ciencia ficción, guíate por los escritores de ciencia ficción, desguaza sus artefactos, añádele cosas nuevas. Coge un cuento y dale la vuelta. Pregúntate, ¿cómo escribiría yo este relato? Hazlo. Esta tarea  de hoy forma parte de la tarea de la construcción del escritor/a. También adquirir ciertos hábitos te hará más creativ@ y más productiv@

Dorothea Brande nos propone escribir antes de desayunar todo los que se nos pase por la cabeza durante un rato. No es más que un ejercicio de escritura creativa. El inconsciente trabaja por nosotr@s. Los sueños están frescos…, escribe. Por la noche, le echas un vistazo y observarás qué tipo de cosas son las que te resultan fáciles de escribir. Yo te animo a lo del mantra: Haz que la hora de escribir por la mañana sea más una promesa que una amenaza.

Ponte putas de observación. Ya, caminamos por la calle como autómatas, no nos fijamos en la gente, en las calles, en las plantas. Cambia eso al menos durante media hora al día. Puedes hacerlo en casa, en el parque, en la clase.

Fíjate en los objetos de la habitación, en los muebles, las paredes, la pintura, los cuadros. El tacto del pañuelo, el color del mantel, el olor de las flores del jarrón. El sonido de un pájaro, una música que llega de la calle, unos pasos por la  acera. Poco a poco, se trata de que vayas casi describiéndolos. Luego, escríbelo.

Otro ejercicio para desarrollar el sentido de la observación.

Calcula la edad una de las personas que van en el autobús o en el tren, describe sus cabellos, sus gestos, que lleva en las manos, qué lee, cómo huele.

Cuando te siente ante el ordenador o ante tu cuaderno, piensa en un personaje que se parezca a aquel que describiste en el autobús. Trata de retener el color de su pelo, su olor, su libro, etc. Mantenlo en tu mente todo el tiempo que puedas. Ponle un nombre, una profesión, QUE SE AJUSTE a la imagen que tienes de él, y una necesidad de algo, un lugar al que ir, alguien a quién recoger, algo que entregar, etc. Añádele un problema a la hora de llegar a lugar al que has querido enviarle. Un buen tropiezo, una caída, un robo, una detención, una avería, etc.

Como tarea más distendida, escribe en tu diario tus vivencias con la escritura. Es reconfortante ver que has cumplido tus deseos. Has escrito un día más. Es muy importante reconocer, dar valor al trabajo realizado. Aumentará tu autoestima. Te motivará para seguir escribiendo.

Anuncios