Etiquetas

, , , , , , ,

Cómo escribir un libro de relatos autobiográficos en 15 pasos.

3798250_114665_b6f172d38c_b-425x293

Quién cuenta la historia?

CONSEJO: Utiliza tu vida, explótala. Si lees ‘La Metamorfosis y conoces al autor, entenderás que esto es biografía pura y dura. Utiliza tu propia vida, tu experiencia, detalles, recuerdos. Se supone que amas la escritura, pero si quieres hacerlo por dinero allá tú. Te animo a que lo hagas sea cual sea tu motivo. Haz una lista de 15 cosas de las que te gustaría hablar. (una pareja, un mendigo, sobre una silla, un vagón del metro, etc.)

  1. Abre un archivo para cada una de estas cosas.
  2. A cada una de estas cosas añádele el tema. (pareja, amor; mendigo, soledad; silla, personalidad; vagón, deseo, etc.)
  3. No basta tener un tema. A cada tema le corresponde una premisa (Afirmación o idea que se da como cierta y que sirve de base a un razonamiento o una discusión). Como ya sabemos, los temas a tratar tanto en novela como en relato son los de siempre, lo que cambia es nuestra visión del mismo. El tema contesta a la pregunta de qué va: de amor. La premisa es el barco que te lleva a buen puerto. Lo es todo. Es el comienzo, el trayecto y el final. ¿Por qué? Porque si hablamos del amor (tema) tienes que localizar una premisa. Por ejemplo: El amor destruye. Y la premisa, se cumple. Tu relato hablaría de una pareja que se destruye por amor. Otro ejemplo de premisa: La soledad te hace más fuerte. (Tema: la soledad) Se podría decir que la premisa es una sentencia, una verdad que tienes que demostrar en tu relato.
  4. Puedes buscar un tema general para el conjunto de relatos (con su premisa), un nexo común, o bien crear una lista de temas que te lleven por los más recurrentes, el amor, la soledad, la ambición, el poder, la sumisión, la avaricia, etc., para que sea un libro coherente.
  5. Colocar un elemento físico que una la serie de relatos. Por ejemplo, en todos habrá un florero, un pozo, un barco, etc., Pruébalo. Crearás motivos sensoriales si los colocas bien, dotados de vida. El personaje también puede ser el nexo de los relatos. Imagínalo/a pasando de una situación a otra.

    images (41)

    Qué nos trae a la memoria un flor?

  6. Con el tema y la premisa, crea al personaje, lo tienes más fácil. Los personajes hacen que las premisas se cumplan.
  7. ¿Quién cuenta la historia? El narrador. Tú eres el escritor/a. El narrador es quien nos dice qué está pasando. Pero, ¿quién es? ¿dónde está ese personaje que narra? ¿es el protagonista?, ¿es alguien que lo está viendo desde su ventana?, ¿es alguien que está recordando? Su punto de vista puede ser objetivo o subjetivo. Este último es el que aconsejo para empezar.
  8. Dónde está pasando? Yo siempre me remito al personaje, cómo es, cómo se viste, cómo habla y le ofrezco el lugar a su primer estado de ánimo. Luego vendrán los problemas, pero haz que tu personaje quepa en ese lugar.
  9. Elige una de las categorías de ficción: misterio, fantasía, ciencia ficción, fantasía, romántica, mami lit, etc.
  1. Escribe un resumen de cada uno de los relatos. Luego cambiarán seguro, pero sirve par empezar.
  2. Haz un primer borrador de cada uno.
  3. Revisa, corrige sin miedo. Deja reposar unos días y retomas la revisión.
  4. Los títulos habrán salido a medida que has ido escribiendo pero si no es así, haz el favor de poner tu imaginación a trabajar. Analiza los temas, los lugares, el tiempo, la categoría. El nombre del personaje, un apodo. En fin: “El título debe desorientar las ideas, no regimentarlas” (Umberto Eco)
  5. Lee y relee, corrige las faltas de ortografía.

Como ejemplo de narrador subjetivo en primera persona te dejo este fragmento de J. D. Salinger. “…Era un taxi viejísimo que olía como si alguien hubiera acabado de vomitar dentro. Siempre me toca uno de ésos cuando voy a algún lado de noche. Pero más deprimente todavía era que las calles estuvieran tan tristes y solitarias a pesar de ser sábado. Apenas se veía a nadie. De vez en cuando cruzaban un hombre y una mujer abrazados por la cintura, o una pandilla de tipos riéndose como hienas de algo que apuesto la cabeza a que no tenía la menor gracia. Nueva York es terrible cuando alguien se ríe de noche. La carcajada se oye a millas y millas de distancia, y hace que uno se sienta aún más triste y deprimido. En el fondo, lo que me hubiera gustado habría sido ir a casa un rato y charlar con Phoebe. Pero, en fin…”

images (40)

Lugares increíbles

Si quieres conocer otros tipos de narradores, házmelo saber. Disfruta de este reto, de esta locura.

Anuncios