Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

descarga (16)Sé que EMPEZAR a escribir sobre esa página en blanco, que  te mira como un espejo, reflejando tu  inseguridad, tus miedos y tu indecisión,  es duro, pero no desesperes; cuando menos te lo esperes esa acción solo será un gesto de tu cabeza y de tu mano para volar sobre el papel seguro de ti mismo/a hacia una nueva aventura. Todo lo que tienes que hacer es ponerte cada día un rato. Sentarte en tu silla frente a tu mesa y al cuaderno. Recuerda aquello de tener un buen ambiente, el espacio que más te agrade, la luz que te guste, la música que te alerte, el silencio… Es sumamente importante para crear, elegir los elementos que ayuden, no que resten a tu inspiración. Sigue este consejo durante 21 días.  Es básico que aprendas, que interiorices, los pasos a seguir. Esto hará que sigas un camino y no te pierdas por otros derroteros. Escribe siempre apurando unos minutos más, una frase más… Establecer el tiempo de escritura puedes hacerlo más adelante. De momento, cógele cariño a esa rutina de acercarte, tantear hasta apropiarse de esa gran Metáfora que, en tu vida, es ESCRIBIR. 

Por si aún te asalta la pregunta “por donde empiezo”, ponte cada día unas primeras palabras de arranque sin darle muchas vueltas. A modo de ejemplo:  

Me asomé por la ventanilla…  No pares hasta llegar a un suceso que cambie la situación, es decir, deja que ocurra algo que lleve al personaje de una situación mala a una situación buena, de una situación de aburrimiento a una situación de entretenimiento, de tener miedo a una situación en la que el personaje demuestre valor, coraje…

Elige frases cercanas, nada de frases pomposas. No exageres. El lenguaje sencillo, que se entienda.images (30)

Otras frases que te ayuden a empezar:

María miró por el retrovisor…

Un golpe en la puerta lo despertó…

Me lancé, me armé de valor y le hablé de lo que sentía por ella…

No pares. Pásalo bien y reconoce el coraje que le pones a vivir esta aventura.

Anuncios