Etiquetas

, , , ,

 

images (19)La tarea de hoy será inflar la historia soplando en su interior.  Hay que tener en cuenta todo el texto propuesto sin separar la frases, atendiendo a su sentido total. Puedes cambiar el género y el número, también el modo y el tiempo.

“Lina abrió el blog, como cada día, con la idea de continuar su cuento, pero cuando pulsó la primera tecla, la habitación se iluminó y el abecedario en colores empezó a bailar en el aire formando aquí y allá palabras, frases que se borraban instantáneamente sin darle tiempo a retenerlas… Mientras tanto el fondo de su habitación cambiaba presentando paisajes diferentes…”

Mantener vivo el impulso creativo es solo cuestión de voluntad. La voluntad es un músculo que hay que ejercitar. Aunque te gusta escribir, el hecho de no ver los resultados que te gustaría puede hacerte desistir de tus deseos, eso y la velocidad a la que pasan los días te pueden llevar a posponer la tarea. El ejercicio diario fortalece los músculos y la voluntad. Una vez que se haya fijado en ti, no te cuestionas nada más. Escribes y escribes en el afán de mejorar. Las palabras brotan, las historias se construyen. Crítico y escritor establecen su campo de acción separados, pero trabajando por la misma labor, crear historias que entusiasmen. Ánimo y al ruedo.

 

Anuncios